Tiempo Para Dar

Creemos que Dios es el dador de todo, incluso de nuestras finanzas.

El nos llama a ser buenos administradores de nuestras finanzas y compartir con otros de sus bendiciones. 

Que cada uno dé como propuso en su corazón, no de mala gana ni por obligación, porque Dios ama al dador alegre.

2 Corintios 9:7

Y allí traeréis vuestros holocaustos, vuestros sacrificios, vuestros diezmos, la contribución de vuestra mano, vuestras ofrendas votivas, vuestras ofrendas voluntarias, y el primogénito de vuestras vacas y de vuestras ovejas.

Deuteronomio 12:6

• Diezmos 

• Ofrendas

• Donaciones

Precione aqui para donar